martes, 10 de febrero de 2015

Ecuapur

Por Decio Machado

El correísmo tiene como referente político-económico a los llamados “tigres asiáticos”, entre los que destaca por la admiración a su líder el modelo singapurense.

Lee Kuan Yew, quien fuera primer jefe de gobierno de Singapur y considerado “padre de la patria”, aseguraba que a mayor nivel económico existen mayores posibilidades para la instauración de un sistema democrático real. Para este líder político asiático, quien no por casualidad gobernó su país por más de tres décadas (1959-1990), sin desarrollo económico hablar de libertades políticas era una vanalidad. El paso del tiempo demostró que determinadas economías emergentes, como es el caso de China o de la misma  Singapur, contradecían su tesis.

Singapur supo explotar sus escasos recursos y hoy es una de las economías más prósperas de Asía. Se convirtió en uno de los principales puertos asiáticos y tiene una población con un alto nivel de preparación. Sin embargo su crecimiento económico ha estado lejos de ir acompañado por la instauración de un régimen de libertades democráticas. La hipótesis principal de Lee se basó en que sus particulares valores de orden y jerarquía eran tan validos para la sociedad como los de igualdad y autoritarismo político. Esto le llevó a implementar un modelo de Estado autoritario dentro de un régimen parlamentario de corte anglosajón.

Las manifestaciones están prohibidas, el control social se realiza mediante sofisticadas herramientas tecnológicas y la oposición es reducida por el partido de gobierno (Partido de Acción Popular) por él fundado. El sistema electoral es marcadamente desigual debido al uso del aparato del Estado en favor del establishment en el poder, el internet está controlado y es casi imposible encontrar algún libro sobre política nacional que no haya sido escrito por Lee.


Como se puede apreciar, cada vez son más notables los paralelismos políticos entre Ecuador y Singapur, si bien en el ámbito económico muy lejos estamos de disfrutar el alto nivel de vida que disfrutan los singapurenses. Pequeña condición esta que lamentablemente marca una ostensible diferencia…

1 comentario:

Henry Murphy dijo...

Muchas gracias por el analisis mi buen amigo,sigue asi, Saludos.